EMPRESARIOS, Momento de decisiones congruentes

EMPRESARIOS, Momento de decisiones congruentes

Como consultora en temas de talento humano he escuchado historias de las decisiones tomadas por empresarios durante esta nueva realidad, unas que me dejan sorprendida y otras admiradas.

Entiendo que este es  un momento de desafíos, en el que creo que puede emerger lo mejor y lo peor de las personas y percibo que eso está sucediendo. 

¿Decisiones u oportunidad?

Una historia que me sorprende es la de una empresa grande  y sólida que dentro de los valores que promulga está el cuidado de los empleados, ser socialmente responsable, “la gente es lo primero” y esas bonitas frases que lo aguantan todo, pero que en las acciones no se ven y, lo que no aguanta,  es que al poco tiempo de  iniciar la cuarentena retiraron  sesenta de sus empleados; personas de las que llamaríamos “antiguas”, muchas de ellas que han trabajado incansablemente para que esta empresa sea exitosa y  tenga los primeros lugares en el mercado.

Una de las personas retiradas me expreso: “nos sacaron rapidito antes de terminar la cuarentena, esta oportunidad de retirar sin mayor reconocimiento económico a quienes valemos más por nuestra antigüedad no se podía desaprovechar. No me dieron ni las gracias y por fortuna para la persona de talento humano casi ni la cara me vio, pues para facilidad suya fue vía remota”. 

Decisiones de un líder congruente

Una historia que admiro, es la de un empresario cliente, con 120 trabajadores que  al iniciar la cuarentena me dijo “no saco a ninguno de mis empleados, ellos son comprometidos y me han ayudado a lograr lo que soy”.

Su decisión estaba tomada. Reunió a sus empleados, se los  comunicó y los invitó a trabajar juntos para salir adelante asumiendo el compromiso de informarles con frecuencia y transparentemente sobre realidades de la empresa que implicarán hacer ajustes.

Hablé con él hace poco y me dijo, “vamos tranquilos, hemos buscado alternativas por el lado del servicio, donamos entre todos un dinero a un ancianato que la estaba pasando muy mal y ¿sabes?, inmediatamente ocurrió un milagro, salió un negocio que nos sostendrá en estos momentos”

Yo pensé que esos no son milagros, son mi- logros hechos por un líder congruente. 

Decisiones meditadas y consecuentes

Otra líder de talento humano de una empresa de 350 personas llorando me expresó: “ya sacamos a las personas a vacaciones, hicimos relevos para mantener la operación, los jefes nos bajamos el 50% del sueldo y debo sacar 100 personas de salarios bajos que mantienen a sus familias,  y esa parte de mi trabajo no me gusta”;  le pregunte, -¿consideras que ya hicieron todos los ajustes necesarios? -Sí, me contestó. Entonces le dije “por supuesto que deben tomar la decisión justa y a tiempo,  están salvando 250 personas”, entonces su alma encontró algo de paz.

Y, como dice la Canción de Salsa de Rubén Blades; Decisiones ¡ave maría! cada día ¡si seño!, alguien pierde, alguien gana, ¡ave maría! Decisiones todo cuesta, salgan y hagan sus apuestas ciudadanía! 

Yaneth Camelo Forero / Psicóloga – Coach / Sistémicas Consultoría transformacional

Fuente: